Menu

A+ A A-

¡HASTA LA VISTA COMANDANTE!

  • Categoría: Opinión

¡HASTA LA VISTA COMANDANTE!

 

Lic. David Ignacio Solano Castro


 

El martes 5 de marzo del 2013, murió de cáncer a la edad de 58 años el militar y político Hugo Rafael Chávez Frías (mejor conocido como “Hugo Chávez”) que fungía como Presidente de la República Bolivariana de Venezuela desde el 2 de febrero de 1999, hecho que ha conmocionado a su país y a la comunidad internacional en su conjunto que se ha mostrado respetuosa y solidaria con el pueblo venezolano por esta significativa perdida, y más allá de los honores militares o políticos que se le otorgaron con motivo de su deceso durante los siete días de duelo nacional decretados en Venezuela, sería mucho mejor tratar de conocer y entender la vida de uno de los hombres más sobresalientes y polémicos del escenario mundial en los últimos tiempos, y con tal finalidad, resulta importante recordar algunos hechos biográficos importantes que forjaron su destino y que pueden contribuir a establecer un juicio político e histórico más objetivo que el promocionado insistentemente de forma mediática por parte de sus detractores o sus partidarios a lo largo de su devenir en el mundo.

 

Entre sus datos personales más destacados, podemos indicar que Hugo Chávez nació en Sabaneta, Estado de Bárinas al oeste de Venezuela el 28 de julio de 1954, de cuna humilde, hijo de maestros de educación primaria, fue monaguillo con una fuerte inclinación al sacerdocio católico, gustaba del beisbol y las artes, y si bien, contrajo nupcias en dos ocasiones procreando cuatro hijos, nadie ocupo hacia el final de su vida el lugar correspondiente a la primera dama en su país. En relación a su faceta pública podemos mencionar que ingreso en el Ejército Nacional de Venezuela en 1971, fue cofundador en 1982 del Movimiento Bolivariano Revolucionario 200 cuyo objeto era reformar el ejército e iniciar una lucha constante para erigir una nueva república en medio de una de las crisis más importantes de su país que condujo al famoso Caracazo en 1989, artífice del golpe de Estado fallido contra el ex presidente Carlos Andrés Pérez Rodríguez en 1992 conocido como operación militar Ezequiel Zamora, hecho por el cual tras asumir la responsabilidad de lo acaecido públicamente estuvo en prisión durante dos años (1) hasta que obtuvo el indulto presidencial del presidente Rafael Antonio Caldera Rodríguez (2) en 1994, candidato a la presidencia de Venezuela en 1998 por parte del Movimiento Quinta República y todas la fuerzas políticas integrantes del denominado “Polo Patriótico” y electo cuadragésimo segundo presidente de Venezuela con aproximadamente el 56% de los votos, cargo que ostentó por alrededor de 13 años bajo la pretensión de instaurar lo que denominó “La Revolución Bolivariana” en honor al legado del ilustre militar, político y libertador Simón Bolívar, proyecto que se encontraba centrado ideológicamente en el socialismo con una perspectiva hacia el siglo XXI (3) según postulo en su oportunidad como Jefe de Estado.

 

Ostentando el poder, por vía de dos referéndums que contaron con un margen entre el 70% y 80% de la votación popular busco establecer una nueva Constitución para Venezuela lo que consiguió en 1999, el siguiente año se buscó legitimidad para todos los poderes tras la promulgación de la nueva constitución por medio de elecciones generales donde Hugo Chávez obtuvo alrededor del 59% de los sufragios emitidos y su partido logro la mayoría parlamentaria, ese mismo año intensifica su agenda internacional situación que continuaría en los años subsecuentes con su visita a los miembros de la Organización de los Países Exportadores de Petróleo e Irak, así como también apoyado en la realización de un Referendum Sindical logro renovar a los dirigentes de la clase trabajadora con la emisión del 62% a favor de ello; además, destaca que fue impulsor de una reforma agraria, nuevas leyes sobre hidrocarburos y pesca entre otras pese a la oposición de algunos sectores importantes de aquel país, criticó la política internacional de los Estados Unidos de Norteamérica, incluso denunció públicamente sus abusos en la “Guerra de Afganistán e Irak” y otros acontecimientos calificándolos como el principal enemigo de la paz internacional, impulso lazos solidos con naciones como Rusia y otras que cuestionan las pretensiones hegemónicas norteamericanas e instó por el establecimiento de gobiernos de corte social en Sudamérica; por otra parte, resulta oportuno señalar que logra mantenerse en el poder pese a la marcada polarización política en su país que inspiro varios hechos violentos, de los cuales el más significativo lo constituye el golpe de Estado en su contra en el año 2002 liderado por Pedro Francisco Carmona Estanga que pretendió otorgarse poderes extraconstitucionales y disolver los poderes legislativo y judicial, lo que posibilito que este intento subsistiera sólo dos días tras el contragolpe militar que conto con un sustancial apoyo político y civil que restituyo las cosas al estado que guardaban, hecho que le costó el exilio al opositor golpista tras escapar a su encarcelamiento refugiándose en la embajada de Colombia que le otorgo el correspondiente asilo político.

 

Tras mantenerse en la Presidencia y que su partido adquiriera mayor influencia y posiciones políticas en los años subsecuentes, impulso un referéndum en 2009 donde se proponía enmendar la Constitución venezolana en el sentido de suprimir la limitación a la reelección presidencial y de cualquier otro cargo de elección popular, propuesta que alcanzó la realidad con el apoyo de aproximadamente el 54% de los votos emitidos; además, entre los desafíos más importantes de su última época al frente de Venezuela, hacia finales de ese año su gobierno atravesó por una crisis energética en el sector eléctrico que provoco en 2010 una caída de su PIB en 5.8% situación que sobrellevo su gobierno con medidas de restricción frente a este acontecimiento, posterior a ello, Hugo Chávez alcanzo la reelección pese a su delicado estado de salud en 2012 con alrededor del 55% de los votos emitidos.

 

Por otra parte, Hugo Chávez fue distinguido, reconocido y condecorado por parte de gobiernos, organizaciones sociales, universidades, medios de comunicación (4) y organizaciones internacionales (5), contando entre sus logros como Jefe de Estado el descenso en 13.7% del índice de desigualdad, el desempleo del 14.5% en 1999 al 7.6% en 2009, la pobreza de 23.4% en 1999 a 8.5% en 2011, la mortalidad infantil de 20% por cada 1,000 habitantes en 1999 a 13% en 2012, por otra parte, el PIB per cápita se incrementó desde 5.095 euros en 2009 hasta 13.405 euros en 2011, también se elevaron las exportaciones de petróleo de 14,400 millones de euros en 1999 a 60,000 millones de euros en 2011, el nivel de desarrollo humano entre 1998 y 2008 creció de 0,69 a 0,84, el salario mínimo subió alrededor del 20%, aumento 7%, su gasto público mismo que se orientó en casi un 14% al gasto social, el acceso al agua potable y la salud por parte de la población se sitúa en niveles de 90% y aumento la matrícula escolar colocándolo en el segundo lugar latinoamericano, dejando como puntos pendientes de la agenda de aquel país que aún persiste la apropiación del ingreso en un 20% por parte de los más aventajados económicamente a pesar de reducir considerablemente la desigualdad social, sumado al aumento inflacionario que de 23.6% en 1999 se ubica en 31.6% en 2012 y la violencia creciente con una tasa de homicidios situada en 45.1% actualmente, cifra que contrasta con el 25% de 1999 (6).

 

Tras su muerte, se suscitaron una serie de mensajes para expresar su condolencias con el pueblo de Venezuela y el reconocimiento al legado de Hugo Chávez, mismos que tuvieron lugar en todo el mundo por parte de organizaciones internacionales como la Organización de las Naciones Unidas, la Organización de los Estados Americanos, el Banco Interamericano de Desarrollo, el Sistema de la Integración Centroamericana y la Comunidad Andina, así como de los mandatarios de Brasil, Bolivia, Argentina, Uruguay, Perú, Cuba, Ecuador, Nicaragua, México, Chile, Paraguay, Costa Rica, Guatemala, Republica Dominicana, Honduras, Haití, Irán, China, India, Rusia, Francia, Portugal, Bélgica, Austria, Alemania, Suecia, Sudáfrica, Colombia, Estados Unidos, Canadá, que en su mayoría o decretaron días de luto en su honor, o bien, esgrimieron algún comentario sobresaliente o positivo sobre su trayectoria e ideales políticos, subrayando su compromiso con la justicia y el desarrollo social, así como sus esfuerzos por favorecer la integración sudamericana.

 

Como se puede apreciar, el comandante bolivariano más allá de lo señalado por los medios de comunicación, se erigió como un liderazgo latinoamericano y mundial emblemático de la oposición al status quo imperante y promotor de la crítica abierta a todo aquello que se aprecia en contravención de los menos favorecidos, probablemente representa una alternativa de actuación política que deberá perfeccionarse en las sociedades en desarrollo con el paso del tiempo sobre todo en aquellos contextos que han padecido más explotación por parte de los poderosos, considerando estos liderazgos como la transición a esquemas de gobierno y participación política más plurales, democráticos e interesados sobre todo en la nivelación de las circunstancias de vida de los ciudadanos de estos lugares bajo criterios de una más amplia justicia social y no de privilegio de los aventajados, después de todo, resulta innegable que la clave del acceso al poder de un Estado de personajes como Hugo Chávez consiste en el hartazgo y los constantes abusos generalizados que experimenta una sociedad determinada por parte de elites políticas o de cualquier otra índole que actúan en contravención de la posibilidad de encontrar mejores condiciones de equidad económica, política y social y que se muestran indiferentes o poco interesadas en la efectiva representatividad de la gente que necesita circunstancias de vida digna y no solo la oportunidad de sobrevivir.

 

Para finalizar y después de este breve recuento de hechos, se desea que la transición del poder gubernamental en Venezuela sea de forma pacífica y estable en beneficio de su pueblo, también se debe mencionar que al considerar las posturas antagónicas entorno al extinto mandatario y su gobierno, se debe esperar el juicio histórico del pueblo venezolano y la comunidad internacional clarificado con el tiempo, enfatizando, que sin lugar a duda, Hugo Chávez es un personaje controversial, emblemático de los movimientos de la izquierda política y económica en la actualidad que ha marcado un momento histórico específico dentro del contexto de la mundialización, entorno el cual debe realizarse una reflexión cuidadosa con la mentalidad más abierta posible, y por tal motivo en este momento solo baste decir: ¡Hasta la Vista Comandante!

 

1. Tras el Golpe Militar fallido y otros sucesos, tuvieron como desenlace que el presidente en turno fue enjuiciado por el congreso de aquel país por corrupción.

2. Político que al día siguiente como parlamentario y líder principal del Partido Social Cristiano en un discurso esgrimido en el congreso señalo: "No se le puede pedir al pueblo que defienda la democracia cuando tiene hambre", y que a la postre se erigió como el principal beneficiario del golpe fallido chavista, debido a que alcanzo la Presidencia de Venezuela en las elecciones de 1993 al fundar “Convergencia” deslindándose del Partido Social Cristiano, y pese a que Hugo Chávez, desde su encarcelamiento, instó al pueblo venezolano a abstenerse de participar en las urnas.

3. El Socialismo del siglo XXI es una aportación que se le atribuye al sociólogo y analista político alemán Heinz Dieterich Steffan, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana con sede en México, quien hasta 2007 fue asesor del gobierno venezolano.

4. Incluida la Revista Norteamericana “Time” en 2005 y 2006 que lo ubico como uno de los gobernantes más influyentes.

5. Premio Internacional José Martí de la UNESCO, por sus acciones para promover la integración latinoamericana y del Caribe, así como preservar la identidad, tradiciones culturales y valores históricos de la región.

6. Cifras establecidas por varias fuentes, como el Banco Mundial, el PNUD, la CEPAL, el diario inglés The Guardian, entre otras.